domingo, 20 de junio de 2010

En la habitación.


En mis estancias hospitalarias, ya sea como visitante o paciente, siempre he llevado material para dibujar. El cuaderno nos facilita el desahogo, reducir la presión y desdramatizar la situación:

1 comentario:

Juan Mª dijo...

el papel del dibujo que tan bien describes, se podría aplicar no solo a los hospitales si no a la vida "cotidiana"