viernes, 15 de julio de 2011

Anestesia total

A veces los viajes no se desplazan mas allá de una camilla y no los puedes dibujar in situ, pero quedan registrados y retenidos en tu memoria. Recordarlo y recuperarlo para poder dibujarlo también es un reto. El pre y el post de esta situción lo podéis ver en http://jorge-arranz.blogspot.com/.


6 comentarios:

INMA SERRANO dijo...

Creo que te estás tomando demasiado en serio eso de que "...hay que vivirlo para contarlo..." ¿No Jorge? MUCHOS SALUD-os!

Francis dijo...

Eres un verdadero maestro, me ha encantado Jorge, espero que estés bien y que nos lo dibujes también.

joshemari dijo...

Genial! Espero que te encuentres bien! Al menos, ocurrente, sí.

Javier de Blas dijo...

La próxima vez que vuelvas será solo para dibujarles, porque les habrás dejado con la voca abierta. Y a nosotros con la sonrisa de oreja a oreja viendo lo bonitas que haces las cosas. Un abrazo inmenso!

Javier de Blas dijo...

Bueno quiero decir que les habrás dejado con la "boca" abierta por la manera en que "evocas" el proceso... (qué vergüenza, aún con faltas de ortografía...:(

Joaquin dijo...

Me encantó este "viaje interior" que se puede seguir en tu blog, Jorge. Eso es poner al mal tiempo buena cara :-)