lunes, 11 de julio de 2011

LA INERCIA DE TERUEL ME PERSIGUE

Tras el curso De vuelta con el cuaderno estoy en racha y relleno libretas sin parar. Estos últimos días en Madrid he dibujado en las tabernas y los bares que me gustan.

Primero, un clásico: La casa de las Torrijas, frente al teatro Álbéniz (chapado y enladrillado para que no entren ocupas, pero aún de pie gracias a los vecinos).
Las torrijas están muy ricas y el local bien merece echar dibujillo...


 De vinos en Stop Madrid, de la calle Hortaleza. 


O tomando el fresco en una terraza de Chueca...


¡Qué bien empiezan las vacaciones! 



8 comentarios:

Juan Mª dijo...

lo dicho....no te quites del vicio (al menos de este vicio de dibujar)

Swasky dijo...

Pero es un vicio bueno, ¿no? Al menos para los que dibujan, porque el resto de gente nos tiene que soportar.

laura dijo...

Inma, ¡cuántos detalles en tus dibujos y qué ingeniosamente puestos!
Realamente has empezado las vacaciones con muy buen pié. ¡Que sigan así!

Teresa Giménez Pous dijo...

Que no decaigan, que te quedan preciosos. Los dibujos son frescos y relajantes. Cuando más los miro, más me gustan. El quiosco, no tiene desperdicio.

Francis dijo...

Preciosos Inma el último jugando con el negro una pasada.
Felicidades.

Luis Ruiz dijo...

Qué bien empiezan tus vacaciones, para tí y para tus seguidores. Esto promete...

Javier de Blas dijo...

Qué elegante inercia!

joshemari dijo...

Fantásticos dibujillos Inma.