jueves, 1 de septiembre de 2011

silla con ropa y gente en Oporto





Tres escenas. La silla de mi cuarto con ropa. Las otras dos son de la semana pasada en un viaje a Oporto. Normalmente me da vergüenza dibujar gente desconocida por miedo a que se molesten, pero esta vez en la cafetería de la Fnac de Oporto vencí mi timidez. El otro dibujo se podría titular "gente con el Atlántico de fondo". Por cierto, ¿a vosotros no os pasa que alguien que lleva sentado sin moverse horas, espera a levantarse justo cuando os decidís a dibujarlo? ¿me pasa a mí solo?

3 comentarios:

Juan Mª dijo...

a mi me pasa, cuando por fin te decides, la victima se mueve, huyendo.

De todas maneras en tus dibujos...les has cazado!!

javier dijo...

Es verdad! a mi también me pasa!

edurne dijo...

A mí me pasa siempre. Incluso con los animales. Si estoy pensando dibujar un gato que lleva un ratazo sesteando, en cuanto hago un para de lineas se levanta. Así, ademasa de no poder dibujarlo, tengo que pensar en como reconvertir la hoja.
Debe ser que los modelos tienen un sexto sentido( y ganas de jorobar...)