jueves, 8 de septiembre de 2011

Vallparadís, paraiso de árboles...

...y de personas, animales y especies prehistóricas.

Se trata de un parque, en otro tiempo torrente de grandes dimensiones que atraviesa la ciudad de Terrassa  y  que al parecer en los primeros tiempos del cristianismo sirvió de cementerio (de ahí su nombre).
En los trabajos de remodelación, que no se sabe cuando terminarán, se han hallado restos fósiles de hipopótamos, rinocerontes y otras especies de un periodo ancestral, lo que hace pensar que realmente aquella zona debió ser un Paraiso por donde campaban  los animales en estado natural.
Ahora, a mi entender disortadamente, está muy urbanizado y cómodo de transitar, pero ha perdido parte del encanto de sus antiguas alamedas, fuentes y variedades arbóreas, aunque sigue siendo una gran masa verde entre viviendas por un lado y las iglesias visigótico-románicas y edificios culturales por el otro.

3 comentarios:

Juan Mª dijo...

me encanta la vegetación agreste combinándose con lo urbano en segundo término.

...y los colores azulmoradoverdosos

laura dijo...

Gracias Juan!
Magnífica descripción del colorido. Cada vez soy mas "osada", veremos como evoluciono.

joshemari dijo...

hola Laura, a pesar que ha perdido su encanto primitivo, es un bonito parque y tú lo has "bordado".
Un abrazo.