miércoles, 30 de noviembre de 2011

Can Pujol


No hay nada más sugestivo para mí que representar una escena hecha de luz y sombras.
Tanto edificios, como vegetación o personas adquieren dimensión y espacio gracias  a su propia proyección.
Creo que cualquier lugar se puede adaptar al tema "sombras", solo hay que escoger el sitio más cómodo para llevarlo a la práctica.
Los lugares  que a veces frecuento por estar en contacto con la naturaleza y por su tranquilidad son las masías, que dan pié a jugar con sus complejas estructuras, siempre adaptadas a las necesidades del mundo rural.
Esta de Can Pujol está situada a las afueras de Caldes de Montbui, en Barcelona.

2 comentarios:

clara dijo...

Perfecta...¡De libro!. Sugerente y fresca

LALO dijo...

¡Preciosa!