miércoles, 11 de enero de 2012

Actividades en la Riviera maya

Aparte de ver ruinas -al menos las que quedan a tiro, que vienen siendo Chichen y Tulum- las principales actividades en la Riviera se resumen en tostarse al sol vuelta y vuelta, bañarse lo más posible en las aguas del Caribe y bucear por la barrera de coral, que para algo es la segunda más grande del mundo, justo detrás de la australiana. Bueno, y si eres el turista inglés estándar de la zona, beber todo lo que te pongan por delante, desde daiquiri de fresa hasta el agua del cubo de fregar, pero esa es otra historia.


De lo primero, poco hay que contar, más allá de que las playas de la Riviera vienen siendo como uno se las imagina: arena blanca muy fina, de esa que no se pega, al contrario que en Málaga, que sale una emborrizada como las croquetas de jamón, mar azul turquesa con agua templada y bandadas de pececitos y palmeras, que no tengo muy claro si estaban ahí o las han colocado a lo bruto para que hagan bonito. El caso es que, quitando que el fondo coralino te hace polvo los pies y más que como en el anuncio ese de los limones del Caribe sales del agua como Chiquito de la Calzada después de 7 cafés, yo personalmente podría acostumbrarme a la hamaca sin rencores.

En cuanto a lo de bucear, los mejores sitios parecen ser Isla Mujeres y Cozumel, aunque me cuentan por ahí que el tema snorkel es una tomadura de pelo. En fin, lo que yo he probado, que es con botella, está bastante bien: peces mariposa en plan Nemo por todas partes, tortugas aquí y allá e incluso, si se mira de vez en cuando al Azul, cosas más grandes, como rayas o el cabeza de martillo que me encontré por allí dando vueltas. O esta barracuda tan maja:



En fin, en mi próximo post acabaré con este viaje a Mexico y empezaré el especial navidades 2011 en cuanto escanee lo que me he traido :)
Feliz entrada de año a todos!

5 comentarios:

INMA SERRANO dijo...

Chica, estás que te sales!!!!!

josu maroto dijo...

no paras tía, y el cuaderno me encanta!!!

Cristina dijo...

Gracias, chavalotes! Voy a ver si ahora paro una temporada -Marbella aparte, claro-, que los aviones van a acabar conmigo :D

laura dijo...

¡Qué vida la tuya, Cris!
¡Y con qué gracia lo explicas...!

Cristina dijo...

Soy un iman de lo absurdo, me temo :D
Gracias Laura, y a ver cuando nos vemos un dia de estos!