viernes, 10 de febrero de 2012

Ribera de curtidores



Una vista de la calle principal del Rastro madrileño, pero un viernes, es decir sin el bullicio de los tenderetes y la gente curioseando. Llevaba tiempo sin publicar, tiempo sin ordenador. Ahora tengo uno nuevo y todo lo que antes era muy fácil, acceder al blog, escanear una imagen, ahora es toda una hazaña.

2 comentarios:

Chagua dijo...

Precioso dibujo. Es curioso lo de la informática. ¿No debiera ser más fácil cada vez?

enrique dijo...

Gracias. El escaneado ha quedado pálido. Como ahora estoy con un ordenador nuevo no controlo muy bien.