miércoles, 15 de febrero de 2012

Torre de San Sadurniño (Cambados)


Sigue soplando un frío viento del norte, pero tenemos una estupenda luz invernal en Rías Baixas. Bien abrigado y sobre mi inseparable bici recorro Cambados una y otra vez buscando un nuevo rincón, un ángulo insospechado, una perspectiva que me había pasado desapercibida. A veces el frío o la fuerza de la brisa hacen imposible mantenerse firme ante el reto del dibujo y regreso para casa con tres o cuatro trazos deslavazados. No importa. Ya lo intentaré mañana o pasado. Aquí veis la Torre de San Sadurniño, vestigio defensivo desde el que se alertaba de los ataques piratas en los siglos oscuros de la Baja Edad Media. Al fondo se ve el conjunto portuario de Tragove, fuente inagotable de temas para mis cuadernos.

3 comentarios:

clara dijo...

Me gusta la aleta de tiburón enladrillada y el paisaje al fondo.

Isabel Carmona dijo...

Muy bonito paisaje y composición

AnAis dijo...

Qué original