miércoles, 11 de abril de 2012

Cantabria en Semana Santa

Por aquí , por aquí y por aquí, ya he ido mostrando un poco de mis vacaciones de esta Semana Santa, así que antes de que llegue el verano y tres cuadernos más... empiezo a escanear y a mostraros lo que he ido manchando en el cuaderno. Está muy bien viajar con la familia, pero el día que tenga todo el tiempo del mundo para hacer un dibujo, no sé si lograré invertirlo en un sólo dibujo y trabajar despacio, o la fuerza de la constumbre me matará a prisas por acabarlo. Está bien sintetizar, pero a veces echo de menos el trabajado pausado y meloso. Estos días en clase estamos con estatua y mancha, y aprovecho cualquier petición de ayuda de mis alumnos para "pausar" mi dibujo y añorar el tiempo en que podía estar semanas con un mismo trabajo. ¡Cuánto hace de eso!.
Siempre nos quedará el mar para añorar el horizonte



4 comentarios:

josu maroto dijo...

Como te entiendo Clara, que será eso de pausarse ante algo y poder dibujarlo tranquilamente. Es verdad que yo ya no se si sería ni capaz!!!
un abrazo

LALO dijo...

¡Preciosos apuntes!

catalina rigo dijo...

La verdad es que lo de dibujar deprisa y corriendo es un rollo, pero también lo es la sensación de estar agobiando a todos los que se quieren seguir moviendo, la solución sería hacer un blog paralelo para damnificados de los USK, se lo propondré a mi marido!!!

Juan Mª dijo...

...hay tantas imágenes para dibujar y tan poco tiempo!!!

pero sí,...a veces habría que regodearse en el dibujo