lunes, 4 de junio de 2012

En Orés Mágico 2012

En De vuelta con el cuaderno ya he contado mi fin de semana Mágico, pero como no todos tenéis la buena costumbre de pasaros por ahí, os lo acerco. Si alguien quiere saber más, ahí está.

 
 

3 comentarios:

Chagua dijo...

No sólo fue mágico, sino prolífico: qué cantidad de dibujos. Por cierto, ¿tiene algo especial Orés?
Saludos

clara dijo...

Según a quién le hagas esa pregunta, y lo que para tí sea especial.
Yo no soy de allí, acabé comprándome una casa en Orés porque buscaba paz, tranquilidad, contacto con la naturaleza, con la gente... pero que no fuera un sitio turístico. El que va a Orés, es que vá a Orés. No puedes pasar por casualidad, ni perderte y acabar allí (a no ser que te confundas con Morés, Orús...¡que ya ha pasado alguna vez!).
Tengo cierta claustrofobia a los paisajes cerrados en los que la naturaleza me sobrepasa (mucha vegetación cerrada, altas montañas sobre mi cabeza)y no aguanto más de tres días sin ver el horizonte. Orés está sobre un cerro en el Prepirineo y por lo tanto lo que tengo es mucho horizonte por delante. Así puedo pasar tranquílamente mis días de descanso sin sentirme agobiada y acosada por la exuberancia.
Para mí lo más especial de Orés son mis amigos, mi terraza-vista, y sentir que tengo mi lugar en el mundo. Para mis hijas: que no hay coches, ni nadie extraño ni de paso, y que los niños campan a su aire todo el día.

Chagua dijo...

Gracias. Al final lo especial de un sitio, efectivamente, lo hacen las personas. La pregunta la he hecho porque parece que se ven escenarios en los dibujos, y el título "Orés Mágico" podría tener otras connotaciones.
Muchas gracias. Si paso algún día cerca de allí, pasaré a ver el pueblo, aunque sea cinco minutos.
Saludos.