lunes, 30 de julio de 2012

Roma Victis!

Pues no, no he estado en Roma, sino en la alternativa local: aprovechando el festival de teatro romano de todos los años en Mérida, hemos echado un fin de semana romano en Extremadura, que, haciendo honor a su nombre, nos obsequió con esas temperaturas de fusión del asfalto durante la mañana, acompañadas de un frío que pela por la noche en el teatro, mientras una agita el trasero en los cantos de punta del gallinero, recordando esos cojines que astutamente se dejó en el maletero del coche. De todas formas, disfrutamos Electra en su justa medida -sobre todo después del susto inicial de leer que era una libre adaptación moderna e imaginarnos lo peor-. Al día siguiente, pasamos por la obligatoria visita al Museo -que los fines de semana es gratis a partir de las 14:00- y, por la noche, termas y cena romana en Aqua Libera (una casa rural a 20 km de Mérida que reproduce una villa romana). Poco garum, para el gusto de algunos, pero estupendo menú, incluyendo melón en vinagre, pimienta, miel y hierbabuena que estaba para chuparse los dedos. En fin, aquí os dejo el resumen de las mejores jugadas, en mi nuevo Stillman-Birn apaisado (por el momento en periodo de adaptacion..)



Buen veranito a tod@s!

8 comentarios:

Teresa Giménez Pous dijo...

Buen reportaje, y muy bueno lo que hs plasmado en el cuaderno.

Aurora Villaviejas dijo...

Nunca más cometeré el error de ir a Mérida a una adaptación moderna de una obra clásica. Yo que esperaba una velada nocturna romántica en el teatro romano y tuve que aguantar toda una obra con tíos dando saltos con motos de trial ¿?... Al año siguiente compré entradas de danza...

Miguel Herranz dijo...

Buena crónica y buenas páginas! El melón me ha dejado mucha curiosidad, y el garum llevo años preguntándome a qué sabrá.

Cristina dijo...

Gracias a los tres!
Aurora, eso justo me temia yo, pero al final solo adaptaron el lenguaje y cortaron lo mas arido. El resto normal
Miguel, el melon esta de muerte, te recomiendo que lo pruebes. El garum no era el de verdad; lo de las tripas de pescado encaja mal con las directivas actuales de sanidad. Lo sustituyen con anchoas y estaba bastante bueno. Eso si, el triclinum no es tan comodo como parece: vivan las sillas!!

Miguel Herranz dijo...

no se por qué me da que los romanos habrían estado de acuerdo con las anchoas...

Swasky dijo...

Qué envidia me da ése menú!

catalina rigo dijo...

Yo también tengo recuerdos raros del teatro de Mérida, pues vaya, debe ser un sitio que convoca a "la originalidad", lo de las motos, ufff!!! lo de las cenas "a la antigua" se habrá puesto de moda, porque yo ayer estuve en una en Palma de cocina hebrea, pero no me quito el aliento, la verdad, parece mejor la tuya. Feliz estreno de cuaderno, yo estoy a puntito de estrenar uno, Qué emoción!!! Unos 4 meses que pasaré con este "nuevo amigo"

Cristina dijo...

Yo acabe por fin el que empece en qatar y el de De vuelta de este año en el mismo mes. Por fin vuelvo a Stillmann Birn que son los que me gustan :)
Lo del menu estuvo fenomenal y no es demasiado caro. Si vais por la zona, animaos!