sábado, 8 de septiembre de 2012

La Soterraña

La Soterraña es la Virgen de Santa María la Real de Nieva, un pueblecito de Segovia de marcado carácter real. Fue fundado en 1389 por Enrique III a impulsos de su esposa Catalina de Lancaster ante los sucesos milagrosos de la aparición de una imagen de la Virgen. El nombre de La Soterraña deriva del lugar donde se encontró: enterrada en una pequeña cueva de un pizarral.
En la primera mitad del siglo XV se construye un santuario-monasterio. El claustro de este monasterio es una obra magnífica con originales relieves en los capiteles de sus columnas.
Las fiestas de Stª Mª se celebran los días 7 y 8 de Septiembre.
El primer día de la fiesta, se realiza la procesión por las calles de la villa, he dibujado el ambiente de la misma con “las pedidoras” de mantilla blanca detrás de la Virgen, los dulzaineros y tamboril a su altura y los danzantes delante de ella: estos danzantes son solamente los varones de la villa. A la cabeza de la comitiva el estandarte de la Soterraña. Procesión. Después de la procesión, los diferentes barrios de la villa depositan un gran cirio en la plaza del pueblo. “Las pedidoras”, mujeres ataviadas con mantilla y peineta o con trajes de segovianas, van pidiendo dinero entre las gentes para el culto de la Soterraña.
Cirios. A la caída de la tarde cada cirio vuelve a su barrio, a casa de las pedidoras, donde se invita al pueblo a pastas y sangría. Ya de noche, con el jolgorio de la gente y los efectos del vino, se lleva el primer cirio a la Virgen, se cantan unas ancestrales coplillas y se comienza con el siguiente cirio. La fiesta puede durar bastantes horas y al final el que mas o el que menos se “pasa” de bebida.

4 comentarios:

1000000de...Ale dijo...

Dibujos rápidos, que atrapan momentos singulares, documentos etnográficos, reportaje, ... (muy sketcheros); y breves comentarios histórico-didácticos ! ... Fantástico

Chagua dijo...

Muy interesante esta fiesta. Gracias por compartir.

clara dijo...

Muy frescos y descriptivos, un profesional del reportaje

Pedro Barahona Rodriguez dijo...

Pudiera parecer, leyendo el texto final del artículo, que los portadores del Cirio van borrachos o que en la fiesta acaban todos bebidos. Nada mas lejano de la realidad, la fiesta es un acto religioso de profunda raigambre castellana donde la sobriedad es nota predominante en todo momento.
Hago este comentario por noticias que me han llegado de que a personas de Santa María les ha molestado que haya escrito: "que al final el que mas o el menos se "pasa" de bebida".
Sirva este comentario para rectificar ese mal entendido.