jueves, 25 de octubre de 2012

Surfeando en San Sebastian


Yo no, aunque no niego que hubiera estado chulo! El jueves pasado estuve de visita relámpago en la ciudad por temas de trabajo y, dado que vuelos directos no hay y últimamente jugarse un cambio en Madrid es como echar la bonoloto, opté por las maniobras suicidas de aproximación al aeropuerto de Bilbao y coche hasta San Sebastián. Lo único malo (??) de esto es que la vuelta normalmente viene siendo en torno a las 9 (en este caso a las 11:30 gracias al retraso de rigor del avión), con lo que le queda a una la tarde entera para dar vueltas por la ciudad. 

Como por pura casualidad siempre acabamos comiendo en Ondarreta (no es que me queje), aproveché para mi visita habitual al Peine de los Vientos, que cuanto peor está el tiempo, más mola. Curiosamente -y digo curiosamente porque aún tengo pesadillas con la temperatura del agua de mi último baño en la Concha- Ondarreta estaba hasta las cejas de bodysurfers (y algún surfista suelto) esperando turno para coger las olas que rompían. Eso es valor, y no lo digo por las olas.


Dado que el tiempo allí suele ser "lloviendo", "esperando lluvia" o "tú, por si acaso, echa el paraguas" no me dio tiempo a dibujar mucho más, aparte del skyline (con sus correspondientes gotones de lluvia) desde el club de tenis. En fin, un día entretenido, aunque acabara llegando a casa a la una de la mañana.


9 comentarios:

clara dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
clara dijo...

Bien amortizado el viaje. ¿Tienes una doble y os repartís por el mundo?, Estas cada día en tres sitios, ¡qué envidia!.

Rincón dijo...

Aprovechadísimo viaje, e imagino que agotador

josu maroto dijo...

una pena no poder haber coincidido, espero que sea la siguiente. Bonitos dibujos!!!

Mikel Quintana dijo...

preciosos dibujos; por la composición y color, el que más me gusta es el último, con el Palacio Miramar y seminario en una perspectiva preciosa y un color fantástico.
Un saludo

1000000de...Ale dijo...

Precioso color mar y olas bajo el monte y palacio de torres pinchando el cielo

Cristina dijo...

Jejeje, Clara, cada vez que digo que me habría gustado tener una gemela, a mi madre le sube la tensión.

Una lástima no haber coincidido, Josu, pero con el tiempo que avisé hubiera sido un milagro. A ver si la próxima vez con más tiempo ... :)

Muchas gracias a todos por los comentarios y un abrazo desde Málaga!

Emily Nudd Mitchell dijo...

Me encanta Cristina! Texto y dibujos!

Cristina dijo...

Gracias, Emily! Espero que todo vaya bien por ahí arriba :)