martes, 11 de diciembre de 2012

De antenas, cúpulas y chapiteles

Vista desde la azotea del Parque de Bomberos de la Calle Imperial, Madrid. 16.07.12

Ese día estrenaba cuaderno casero que me había enseñado a hacer Felipe (que también organizó esta quedada), caía una solana de morirse y ninguna sombra donde meterse, pero allí estuvimos unos sketchers sudando acuarela. 
Fui con mis plumas de siempre pero se secaban continuamente y ardía el plumín, así que iba cambiando de color para que se enfriaran (moraleja: las plumas no son para el calor).

Este finde, rebuscando cuadernos para terminar antes de que acabe el año me encontré en uno este dibujo sin colorear.

12 comentarios:

URUMO dijo...

Es un dibujo magnífico. ¿Quieres decir que lo has coloreado por libre o de memoria? Sea como sea el resultado es precioso y se agradece la resolución a que lo subes.

Isabell Seidel dijo...

Te quedó espectacular y en la ligereza de la línea no se nota el sufrimiente de tus materiales de dibujo! Precioso!

Aurora Villaviejas dijo...

Maravilloso dibujo, Ana. La verdad es que dibujar en Julio una azotea tiene su mérito... Nosotros aquí desde Marzo vamos buscando ya la sombra. De todas formas y pese a los calores, el resultado fue fantástico.

Cristina dijo...

Precioso! El color y las lineas te han quedado de lujo y el encuadre con la antena es una maravilla. Es increible que en una panorámica tan grande cuadre todo tan bien

felipe gguadalix dijo...

Te quedó precioso el cuaderno y el dibujo panorámico una maravilla.
Se reconoce cada edificio. Es mejor verlo así ahora que aquel día en directo. El calor llegó un momento que era sofocante, todavía lo recuerdo.

Rincón dijo...

Una maravilla de dibujo

INMA SERRANO dijo...

Precioso, delicado, da gusto mirarlo...

Eduardo Vicente dijo...

Por aquí arriba ya han gastado todos los adjetivos, es un dibujo y un tema buenísimos! Felicidades.

Juan Mª dijo...

jo!!

Patrizia Torres dijo...

¡ Fantástico, Ana !

Eduardo Baamonde dijo...

Buena elección y excelente resolución.

clara dijo...

¡Magnífico!