viernes, 7 de diciembre de 2012

Un legado intangible

Ayer la fiesta de los patios de Córdoba fueron declarado por parte de la Unesco Patrimonio Intangible de la Humanidad. Representa un importante respaldo a la cultura y tradición de mi ciudad, además de un empujón publicitario bastante notable. Con motivo de la noticia, el periódico El Día de Córdoba ha publicado numerosas crónicas, noticias y reportajes al respecto, en los cuales ha tenido a bien ilustrar una de ellas con cuatro de mis dibujos.

  Un legado intangible

 Uno de los dibujos que acompañan el artículo es este de una antiguo palacio del casco histórico, en el que estuve actuando por parte de la empresa constructora.

  Patio Córdoba. Palacio Marqueses de la Motilla Ampliación del post: En este vídeo se ve como aplicaba acuarela a uno de los dibujos que ilustraba la noticia:

10 comentarios:

felipe gguadalix dijo...

Enhorabuena por la declaración de la UNESCO y también por tus dibujos.
Un saludo Alvaro.

ANGEL BELTRAN "GARGABLE" dijo...

olé, olé y olé, por córdoba, por el articulo y por tus dibujos, saludos.

Alvaro Carnicero dijo...

Gracias a los dos :)

(He ampliado el post con un vídeo de cómo hice uno de los dibujos)

Chagua dijo...

Metí una vez la nariz tras una reja y el dueño me invitó a ver el patio y me dio toda clase de explicaciones. ¡Qué rincones tan maravillosos! Bien merecido el reconocimiento y el de tus dibujos. Saludos.

ANGEL BELTRAN "GARGABLE" dijo...

y olé por el video, saludos.

Teresa Giménez Pous dijo...

Felicidades dobles, por tus obras y por el nombramiento. De pequeña, estuve invitada a una de esas casas con patio y aun recuerdo lo agradable que fue. Posteriormente, en diversas ocasiones he podido curiosear en ellos.....
Es una buena noticia para Cordoba y para todos.

Marisa O. dijo...

Enhorabuena, Córdoba lo vale, y tus dibujos también. !!

Alvaro Carnicero dijo...

Gracias a todos por vuestros amables comentarios.

El vídeo hay que agradecerlo a mi mujer, que es toda una artista :)

Eduardo Baamonde dijo...

Nunca estuve en Córdoba. Y si hasta hoy me parecía imperdonable por la mezquita, los patios, las viandas, etc., más lo será sabiendo que, además, hay colegas de cuaderno y pincel como tu, que todavía hacéis más grande tu ciudad.

Alvaro Carnicero dijo...

Gracias Eduardo, te espero cuando quieras, aquí tienes un amigo.