martes, 26 de febrero de 2013

Viejos

Deben llevar ahí ya un buen rato.


No creo que se conozcan entre ellos. No se hablan, no se miran. 
No se mueven. 


Les dibujo y no se dan ni cuenta. Ninguno de ellos me descubre aunque los tengo a menos de tres metros. Frente por frente.

Les veo así, sentados en bancos parejos. Deben ser casi de la misma edad. Una edad en la que las cosas deben tener ya poco interés en si mismas.

Están en mundos diferentes. Aunque comparten barrio, parque, banco... Les separa un abismo.


Parque Amate. Sevilla.

Puede que no estén tristes. Puede que tengan días mejores. Puede que no les duela nada. Puede que sean viejos y ya está.

Pero yo no puedo evitar sentirme culpable.

... Yo venía al parque a dibujar árboles.... 


5 comentarios:

Pedro Barahona dijo...

¿Culpable de que?

INMA SERRANO dijo...

No se. Creo q de pensar que al final están/estamos muy solos rodeados de tanta gente.

Patrizia Torres dijo...

Si estos señores vieran el color que has puesto en sus reflexiones, quizás se sentirían mejor. Me encanta el dibujo, Inma.

Fernando Antonio Benito Diaz-Guerra dijo...

Yo creo que los árboles y los mayores tienen muchas conversaciones en silencio.
O como dice M.Benedetti:
hay pocas cosas
tan ensordecedoras
como el silencio

isaac duenyas dijo...

Quizás estaban dialogando cada uno con sus recuerdos y vivencias, haciendo ese balance permanente de las cosas que uno empieza a hacer a partir de cierta edad o quizás decidiendo que ha valido la pena y que no.