jueves, 7 de marzo de 2013

Construimos el futuro


Málaga, Pasillo de Atocha

En tiempos cercanos todos hemos mirado con cierta sorna y algo de vergüenza ajena los almibarados lemas que acompañaban las perspectivas -más o menos fulleras- impresas en los carteles anunciadores de promociones inmobiliarias. Augurios de familias felices y prósperas, paraísos terrenales a los que el tiempo ha acabado otorgando su verdadero sentido.

El cartel de la imagen, en cambio, tiene la singularidad de haber sido colocado recientemente. Y nos promete nada menos que el futuro, y nos lo promete ahora. Es obvio que recompensas tan jugosas tienen que llevar aparejado un alto precio, como nos enseñó Fausto. Así que en el altar del futuro depositamos la memoria a modo de ofrenda.

Esta imagen, el Pasillo de Atocha, ya no existe. Su realidad material ha sido pasto del abandono negligente, incendios sucesivos y demoliciones escalonadas. Aunque no del todo: aún queda en pie -por ahora- el último vestigio. Pero eso no es suficiente, hay que borrar toda traza de la ciudad que aquí hubo, y reinventarla. Recordemos, es el futuro. No basta con arrancar sus edificios, hay que erradicar incluso su huella.
Y, para acallar las conciencias, no hay más que invocar el nombre adecuado.

La luz del sol y el cielo azul también deben ser sacrificados. Lo exige el futuro, en forma de edificio de diez plantas de altura. 

En la vieja fachada aún cuelga el desvencijado rótulo: Pensión La Mundial. Entre desconchones, también se lee el nombre de la calle: Pasillo de Atocha. Palabras evocadoras de un pasado pobretón que emergen de la bruma, que el colosal y resplandeciente prisma disipará definitivamente, proyectándose hacia el porvenir. 

Leo una vez más el cartel de la inmobiliaria y me parece oír la risa de Mefistófeles: "Das ist die Zauberei, du leicht verführter Tor!" (¡Qué fácil es seducirte!¡Ése es el truco!)

13 comentarios:

Emily Nudd Mitchell dijo...

Muy interesante Luis, y muy triste también.

Juan Mª dijo...

es que los tiempos avanzan ...una barbaridad, lo malo es que no se sabe muy bien quienes son los bárbaros

Isabel Carmona dijo...

Umm Se podría proponer el Projecto alternativo - ocupación y desarrollo del solar (?) seguro que hay arquitectos que pueden ayudar.
En el dibujo la vista se va hacia la callecita de la derecha que parece muy recoleta ....

Shiembcn dijo...

Un estupendo dibujo para una disertación tremenda. Genial en ambas labores Luis.

Aurora Villaviejas dijo...

Hijo mío, hay veces que no se si me gustan más tus dibujos o tus textos...

ANGEL BELTRAN "GARGABLE" dijo...

a mi me has dejado de piedra, el texto, el dibujo, asi no hay quien pueda, ante tanta creatividad, felicidades.

Patrizia Torres dijo...

Pues a mí me has dejado pasmada con el dibujo, el texto, los enlaces, y lo que se nos va a venir encima...

INMA SERRANO dijo...

Impresionante historia y una maravilla de dibujo Luis, gracias por seguir abriéndonos los ojos...

Francisco Castracane dijo...

Eres un maestro Luis! En muchos sentidos! felicidaedes y gracias!

Teresa Giménez Pous dijo...

Muy buenos, tanto el texto como el dibujo.

clara dijo...

Gracias por no utilizar tu arte para seducirnos sino para informarnos. Con tus trazos y tus palabras yo me dejaría engañar seguro.

joshemari dijo...

Hola Luis, el dibujo, como acostumbras es colosal. El texto que lo acompaña no tiene desperdicio. Pura realidad, mal que nos pese!
Felicidades.
Un abrazo.

Isabell Seidel dijo...

>>Welch eine Wonne! welch ein Leiden!
Ich kann von diesem Blick nicht scheiden.
Wie sonderbar muß diesen schönen "Hauses"
Ein einzig rotes Schnürchen schmücken,
Nicht breiter als ein Messerrücken!<<
Aunque en el día a día me defiendo ya sin diccionario con tus textos lo tengo que sacar a menudo y -como esta vez hace falta traducirlo- lo disfruto mucho!