jueves, 11 de abril de 2013

Sorpresas que te da un domingo.

Un domingo te levantas tarde por la mañana, remoloneas zombi por la casa hasta que te preparas un desayuno en condiciones, y cuando te asomas al balcón resulta que te han puesto toda una orquesta debajo, ensayando bandas sonoras de película.

Concierto en la plaza I

Y cuando descubres que la orquesta está formada por chavales jóvenes engalanados y vestidos de concierto, te dan los remordimientos del pijama, tocas zafarrancho y te bajas corriendo a la calle arrastrando a toda la familia para asistir y apoyar a estos jóvenes músicos.


Concierto en la plaza II


Qué maravilla escuchar a unos músicos casi niños dominando el pentagrama bajo un sol de justicia, junto a su entusiasta director al que no pude evitar ir a felicitar al finalizar el concierto.

Concierto en la plaza III



6 comentarios:

Mª Cristina Ramírez Ros dijo...

Tus dibujos me han encantado. Soy profe de música y justo estamos dando la orquesta ¿podría enseñar tu sketch en mi blog? Gracias.

Patrizia Torres dijo...

Mª Cristina, me alegra que te gusten mis dibujos, y más si te sirven para ilustrar tus clases. Gracias, y adelante con ellos.

Rincón dijo...

Buena historia. Como me gustan esos personajes mingotianos tuyos.
Saludicos

Miguel Herranz dijo...

Cada día me gusta más lo que haces. Me encanta lo que cuentas y cómo lo haces.

clara dijo...

¡Aplausos!

Patrizia Torres dijo...

Ay, Alfredo, ¡con lo que me gusta a mí Mingote!
Miguel, tú ya sabes cómo valoro tus comentarios y críticas...
Gracias, Clara (reverencia).