martes, 7 de mayo de 2013

Otro mercadillo

En el norte también hay estos mercadillos, con toda su chasca y sin oportunidades porque todos los primeros domingos del mes se reúnen los mismos vendedores con las mismas cosas en la Plaza Mayor. Das una vueltecita y lo interesante es el encuentro social, te encuentras con alguien, tomas un café en una de las muchas terrazas, después sigues un poco charlando, haces un comentario del tipo "por muy bonito que sea el objeto en el que uno pueda tener interés, abriendo la boca esta mujer se estropea cualquier venta". Lejos de ella te sientas debajo de los soportales de la Casa do Concello y te pones a dibujar uno de estos preciosísimos velomotores que odias plasmar en tu cuaderno por las malditas ruedas. Pero bueno, por lo menos lo has intentado. Estás toda concentrada con tu bloc y la pluma e ilusionada por poder sacar las acuarelas y añadir las sombras (que si no fuese por el verde del velomotor no te hubieras molestado en dibujar la bici, hubieras pasado directamente a las sombras!). Al dibujar hay dos o tres que se acercan y te sonríen, al empezar a darle color hay una docena de personas y el velomotor posiblemente despierta más atención que en toda su larga vida. Aclaras el pincel para dejar secar la primera capa de un suave ocre un momento, te llaman y mientras hablas por teléfono se te acerca dicha mujer de antes y se te pone directamente delante. Estás incómoda por tenerla tan cerca y nada más colgar te dice: "¡Ese dibujo es para nosotros! ¿No?" - te quedas un momento pensando y contestas "No." - "¿Has pedido permiso a Javier?" - "Sí" - "Es que los modelos cobran." - "Los vivos, sí, si me vienen a casa." - "Quiero por lo menos una copia, aunque solo sea una copia." - "Bueno, si tiene una cámara, puede sacar una foto, si quiere, o se la mando por correo, no hay ningún problema." - "Es que allí hay un señor que quiere comprar el velomotor, lo tengo que sacar." Dice alguien de la muchedumbre: "¿Pero no lo puede dejar un momento para que pueda terminar el dibujo?" - "Ahora lo traigo de vuelta" - Coge ella el velomotor, lo aleja un metro, se da la vuelta, lo vuelve a colocar, recoges tus pinturas porque ya que te lo ha movido ha cambiado todo, la inclinación de la rueda, el ángulo, y con ellos la bonita sombra (menos mal que tengas a alguien que te ha sacado una foto mientras dibujabas). "Pues, también lo puede mirar aquí. Aquí está." Y tú te vas.
Y te dice un amigo: "¡Que poca vergüenza! Es porque no se ha dado cuenta, si me hubiera visto hacer una foto del velomotor me hubiera pedido la cámara ..."

16 comentarios:

Rincón dijo...

Jajaja...divertida historia aunque imagino que algo desgadable para tí.
El volomotor y su sombra te quedaron geniales. No me extraña que quisiesen que se lo regalaras.

Isabell Seidel dijo...

Gracias ;) Algo desagradable sí, porque todavía no he aprendido a responder adecuadamente. Siempre me pillan fuera de juego estas personas impertinentes. Creo recordar que hubo algún hilo de discusión al respecto en el grupo de fb o así sobre "situaciones típicas (difíciles) y cómo resolverlas.

Aurora Villaviejas dijo...

La verdad es que es para mandarlos a tomar por culo (con perdón)... Qué capacidad tiene la gente para fastidiarte los buenos momentos. Menos mal que por lo menos te dió tiempo de completar esas sombras, son divinas!!!

Juan Mª dijo...

en fin;...
¡Qué país, qué paisaje y que paisanaje!!

precioso dibujo de bici, la bici no se si sería tan bonita

Julián Ardura dijo...

El dibujo es precioso y el texto no deja de ser una anécdota más. Nunca sabemos como responder y eso es parte del encanto del dibujo urbano. a veces los comentarios son agradables y pasa lo mismo. Saludos.

Catilustre dijo...

qué chinche! haberle clavado el lápiz en el trasero de la que se llevaba la moto! desde luego hay gente malnacida..
pero me quedo con el dibujo y las sombras que están fantásticas!

Fernando Antonio Benito Diaz-Guerra dijo...

¡Enhorabuena! Hacer un dibujo tan bonito en una situación tan fea, tiene muchísimo mérito.

Isabell Seidel dijo...

Gracias por vuestros ánimos, chicos! Aparte del dibujo es lo bonito que tiene vuestra compañía: Cuando te pasan estas cosas y estás irritada por el comportamiento de la gente hay una pequeña parte de ti que se está riendo en silencio pero a carcajadas sabiendo que después puedes compartir esta experiencia con alguien que se podrá imaginar perfectamente como uno pasa estos momentos. =)

INMA SERRANO dijo...

La historia cuanto menos resulta curiosa, provocaste la venta de la bici. Si, es verdad lo que dices de que una parte de ti está diciendo... Ya tengo una historia para contar... Preciosa acuarela.

Patrizia Torres dijo...

Desde luego, Isa, se entiende perfectamente lo que has podido sentir en esos momentos...
Me encanta cómo te ha quedado la bici, pero su sombra me gusta aún más.

shiembcn dijo...

Yo la veo preciosa con sombra y sin sombra, y por favor no tengas problema de dibujar radios ni ruedas, hay tantas por ahí esperando ser dibujadas, y ademas seguro que en la próxima te ahorraras alguna señora insidiosa.
Y pensar que si no hubiera sido por el color verde nos habrías privado de esos colores tan precisos y preciosos.

ANGEL BELTRAN "GARGABLE" dijo...

esta situación ha provocado una historia no muy agradable por cierto, pero te ha salido un dibujo con mucho arte y sensibilidad y has sabido aguantar el tipo con diplomacia,"a palabras necias oidos sordos", dice el refrán, felicidades.

clara dijo...

Hipersensible e hiperbonito. La bici se asoma tímida como diciendo: ...Isabel, que yo no tengo la culpa de que existan estos tipajos...

Emily Nudd Mitchell dijo...

Isabel, casi me saca las lagrimas!!! Qué fuerte! Pero el dibujo es precioso. Creo que este tema en fb fue de Lynn Chapman, sobre dibujar gente en el tren, que no siempre estan de acuerdo.

Isabel Carmona dijo...

Precioso dibujo en situacion dificil - el logro es tuyo

catalina rigo dijo...

Ja,ja,ja!!! Qué bueno! La sombra increíble.