domingo, 9 de junio de 2013

De Pontejos a la Plaza de Jacinto Benavente

Paseando desde la Plaza de Pontejos hasta otra plaza, la de Jacinto Benavente me llaman la atención esas antiguas tiendas y comercios que poco a poco van desapareciendo engullidas por franquicias clonicas gracias a las cuales no va a ser necesario viajar pues todas las ciudades van a ser la misma. 
Para que quede constancia de su existencia dibujo una de ellas, la Casa de las Torrijas, típica taberna madrileña donde ademas de callos, albóndigas o calamares, se pueden saborear desde 1907 y a lo largo de todo el año las típicas torrijas con vino dulce.
En esta misma calle (de la paz) hay varias tiendas centenarias como Santarrufina, compañía española de artículos religiosos fundada en el año 1887 o el taller-tienda de guitarras Jose Ramirez fundado en 1882.
El segundo dibujo es de la Plaza de Jacinto Benavente, con el teatro Calderon entre los arboles.