sábado, 31 de agosto de 2013

Estudiante emigrante















Javier es mi ahijado. Salió ayer para NY, aprovechando una beca con la que poder combinar estudios de física con el tenis. Si no te quieres volver loco tienes que hacerlo fuera.
El mes pasado le retraté cuando salía de la embajada USA en Madrid, con los papeles de solicitud del visado. Esa inocente iniciativa me acarreó algunos inconvenientes como sospechoso. Afortunadamente se solucionaron al comprobar la policía que lo importante para mí no era el fondo, sino el personaje de delante. Pensándolo bien, el control era de esperar.
Ayer pasó la frontera sin apenas problemas. Solo un rato retenido al aparecer una errata en su certificado de admisión al college.