viernes, 20 de septiembre de 2013

El Tribunal Constitucional desde el Clínico San Carlos

La semana pasada mi suegro se pego un tortazo con la consiguiente rotura de la base del cráneo, vamos lo que se dice una buena leche, le ingresaron en el Clínico San Carlos y cuando le pasaron a planta, su ventana daba al Tribunal Constitucional. Total que esa buena vista no se podía desperdiciar y mi suegro que tiene la cabeza muy dura está hoy en su casa perfectamente, tan pancho haciendo sudokus o en su siesta debajo de la higuera, este dibujo va por ti Don Marcos.

1 comentario:

Juan María Josa dijo...

tu suegro seguro que tiene mejor la cabeza que alguno de los habitantes de ese lugar que has dibujado.

Buena perspectiva!!