sábado, 1 de febrero de 2014

Dos panorámicas conquenses.

Dos panorámicas de ayer tarde volviendo de Cuenca. La primera "bucólico-pastoril" y la segunda "polígono-industrialesca". Las dos están hechas a la caida de la tarde, con el sol mas o menos alto y en el moleskine pequeño de acuarelas.

Viajo a Cuenca una o dos veces al mes y casi nunca paro a pintar en la ciuadad, suelo estar de reuniones o de visitas de obra y cuando acabo lo que estoy deseando es volverme a Madrid. Sólo cuando me siento al volante y me relajo me acuerdo de dibujar, entonces paro en cualquier sitio para abocetar alguna cosa.

El primer tema está pintado debajo de uno de los puentes del AVE, en la Horcajada de la Torre. Me salió demasiado convencional y al llegar a Tarancón decidí hacer otro apunte mas innovador. La zona industrial de acceso a Tarancón es feísima y las naves junto a la gasolinera un tema estupendo para olvidarme de la realidad. Intenté abstraerme todo lo que pude pero, al fin, lo figurativo me puede y salió lo que aquí os dejo.
 
La Horcajada de la Torre

Gasolinera Tarancón

3 comentarios:

Juan María Josa dijo...

Me quedo con el primero, ...seré convencional, pero es un paisaje más placentero. El de Tarancón lo has retratado demasiado bien

Nacho Zaragoza dijo...

Me encanta el paisaje castellano. Muy logrado.

Pedro Barahona Rodriguez dijo...

¡Que pena, con las esperanzas que tenía puestas en el segundo!.
A pesar de todo a mi también me gusta mas el primero, está pintado con menos estrés.