domingo, 30 de marzo de 2014

 De bares.
Me gusta dibujar en directo, pero es diferente cuando dibujas en un bar o en la calle, cuando ilustras la realidad en la calle, el entorno tiende a ser bastante monótono(ruido de coches, gente que habla) Es fácil abstraerse.
Otra cosa es cuando dibujas en un bar, hay mala iluminación y la música es fuerte. Lo bueno que tiene, es que te empapas del ambiente y llega un momento en el que si, como es el caso, el grupo de música te gusta o la actividad en la barra te parece interesante, te ayuda a abstraerte y el dibujo parece fluir.
Me gusta dibujar en los bares.