sábado, 15 de marzo de 2014

Hospital de Sant Pau. Jornada de puertas abiertas.

Es uno de los edificios que no he visitado nunca de Barcelona, que tampoco antes había dibujado y aprovechando una convocatoria que había hecho Meri Martorell me apunté sin pensármelo dos veces. Llegué y Juan Linares y Françoise Rey ya estaba allí. Es bonito que el grupo, desde que se hizo el simposio, ha crecido y Facebook nos está ayudando a que cada vez haya más actividad. Surgen más grupos y hacen más convocatorias. Se hacen tantas que no podemos ir a todas.

Una vez allí me enteré que abrían a las 11h y ¡habíamos quedado una hora antes! Pero mirando a la cola que ya había era lógico. Dudando entre si esperábamos o nos poníamos a hacer cola, más gente había llegado, así que nos pusimos a hacer cola.

Montse Fortino llegó más tarde, Jaillus también y mucha más gente que no conocía. Esperando y esperando sacamos la libreta y dibujamos un poco.

Después de una hora todos pudimos entrar. El hecho de que fueran jornadas de puertas abiertas y que en pocos días la entrada sería de 8 €, seguro que eran buenas razones para animar a locales y turistas a hacer una cola enorme.


Una vez dentro todo ha sido renovado, le han hecho una limpieza y han puesto en forma a un edificio que ha estado en obras durante más de cinco años. Todavía quedan espacios para rehabilitar, de 10 pabellones sólo quedan 3 y de 100 millones de euros que habían presupuestado se han gastado 60. Las previsiones son muy positivas para este conjunto arquitectónico que quiere hacer la competencia a la Sagrada Familia. Quizás no tiene el atractivo que puede tener una obra en proceso, pero las posibilidades que puede ofrecer como equipamiento son sin duda muchas más que las de la obra de Gaudí.


Ya en el patio interior, que comunica todos los pabellones, empezamos a dibujar. Como todas las obras modernistas requería un tiempo. Yo hice lo que pude. El comentario general era que Gérard Michel disfrutaría como un cosaco con todos estos edificios. Hay gente, como el, que se merece entrar en lugares como estos gratis, o ¿no? Por cierto! Bonne Aniversaire, Gérard!

7 comentarios:

Inma Serrano dijo...

Y se ve que tú también te lo pasaste como un peque... O no? Me encanta ese último dibujo con los tres planos diferenciados. Precioso!

Swasky dijo...

Me lo pasé muy bien. Quizás el resto de gente que visitaba molestaba un poco. Ay, los planos y el espacio. ¿el color? Ahora lo que me trae de cabeza es el color.

Rincón dijo...

Me encanta ese juego de colores complementarios. Ahora en los edificios de fondo un naranja, ahora para los personas y en primer plano. Buenísimos.

Eduardo Baamonde dijo...

Suscribo al cien por cien el acertado comentario de Inma. Imagino que al pensar en Gerard Mitchell tiraste mucho más de verticales de lo que sueles hacer. Felicidades por el dibujo y por el buen rollo cuadernístico.

clara dijo...

Grande, son preciosos. A tí que te den pase a todos los sitios que desees, pero enséñanoslo, son bárbaros

Swasky dijo...

¡Gracias, Rincón! Muy bien analizado.
Eduardo, a veces, intento vestirme o ponerme el traje de otros, pero, claro la hechura no es la misma, yo tengo más espalda que Gérard, así que siempre tengo ensanchar la chaqueta. Me siento como un perro de mil leches.
Clara, muchísimas gracias, tus ojos han visto tanto que que me digas esto me hace sentir muy contento y feliz. No dejaré de enseñar todo y cuanto pueda.

¡Gracias a todas y todos!

Jonatan Alcina dijo...

Muy bueno todos, pero sobre todo el últmo, el color naranja y el trazo grueso es magnífico; me gusta mucho tu paleta de color y tu estética personal.