lunes, 12 de enero de 2015

LAS DOS CARAS



Si visitas una residencia de ancianos ves estampas como ésta: una mujer pensando, quieta y callada.

Sin embargo un grupo de niños jugando hacen todo lo contrario: movimiento, acción, gritos... las dos caras de la moneda de la vida.