martes, 25 de septiembre de 2018

Las pequeñas cosas de la vida

Finalizando septiembre nos reencontramos con la vorágine del trabajo, colegios, ..., pese a  aún se sienten los coletazos del verano que parece no querer abandonarnos. A mi se me ha pasado volando este mes y me hubiera gustado poder ir subiendo al blog los eventos de dibujo a los que he podido asistir, desde los Paseos de dibujantes en Cádiz hasta el primer Sába2 de la temporada del grupo Usk Sevilla, pero no me ha dado tiempo. Al revisar los dibujos he pensado que en este caso no me parecía tan interesante contar las crónicas de ambos eventos como destacar aquello que me había resultado especialmente interesante y que me he llevado a casa.  

Y realmente han sido las esas pequeñas cosas que realizamos cada día, ir a un mercado, sentarse a descansar o charlar en una plaza, acciones  simples y que nos devuelven el dominio del espacio público, el ágora,  dónde aún nos gusta reunirnos a compartir con otros semejantes aunque no los conozcamos. Pues a pesar del aislamiento físico que nos somete la tecnología somos una especie social y nos gusta un  grupo más que nada.

Vendedora de flores (Mercado de las Flores, Cádiz) 



Comprando a primera hora (Mercado de la Encarnación, Sevilla)





Mercado de la Encarnación (Sevilla) 













Sobremesa  al fresco en la Plaza de La Mina



Buscando la sombra bajo las Setas (Plaza de la Encarnación, Sevilla)




Luz