domingo, 15 de septiembre de 2019

El final del verano

Iniciamos la recta final del verano, y antes que las nieves vuelvan a las cumbres es el momento de subir a estos enclaves privilegiados.

Este viaje se inicia en Sevilla, aunque es en Zaragoza cuando empieza la verdadera aventura. Subimos a un pequeño tren que nos llevará hasta el corazón de los Pirineos Aragonés en la frontera con Francia. Se trata de El Canfranero, 3 vagones que te permiten atravesar de sur a norte la provincia de Huesca. 








El viaje es una guía de paisajes, desiertos, estepas, campiñas, pie de montes, barrancos y la montaña- Casi 4 horas de un recorrido sorprendente. 














Y por fin llegamos... se vislumbra la estación, nuestro destino Canfranc.



Canfranc se encuentra a más de 1000 msnm  en el valle que lleva su nombre Canfranc, a los pies del puerto del Somport, paso fronterizo por carretera entre Francia y España. 
En el siglo XI, nació Canfranc como pueblo fronterizo. En medio de un valle profundo, con escasos recursos agrícolas, sus habitantes se dedicaron al comercio, basando su economía en las transacciones entre Aragón y el Bearn, incluida la acogida de viajeros y peregrinos ya que por aquí discurre el Camino de Santiago aragonés
La antigua villa de Canfranc tras a los devastadores incendios de 1617 y 1944, todavía conserva parte de su antiguo patrimonio monumental, como la Iglesia parroquial de la Asunción, fundada en el siglo XVI por Blasco de Les para atender a pobres y peregrinos.
Desde esta población parten numerosos senderos y caminos hacía la montaña y otras localidades de gran interés como Jaca. 




Catedral de Jaca 1082.



 Ibones, valles, ríos salvajes, barrancos y algún extinto glaciar,  son los ingredientes que componen y dan carácter a este fabulosos territorio.

 

 Ibón de Estanés

Musgos, piñas o fresas y frambuesas adornan el camino.


Y no olvidéis si vais a caminar por la alta montaña  pasaros antes por A LURTE, el Centro pirenaico de referencia para la gestión de riesgos de montaña.

 

 Y como todavía queda verano, os invito a visitar nuestros maravillosos espacios naturales y disfrutar de ellos  recorriendo y dibujando todos sus rincones.