lunes, 29 de octubre de 2012

cayéndose a trozos

De repente se da cuenta que una de esas cosas que ve todos los días, una antigua chimenea industrial, se ha desmochado, y se aprovecha el atasco matutino para dibujarla, aunque sea para recuerdo.

chimenea derruida, Madrid

Suena un poco fatalista, pero...¡esto se cae a trozos!

pluma, algo de grafito, tinta y acuarela

3 comentarios:

clara dijo...

No será tu dibujo.
Te eché de menos en Madrid. Te mando el abrazo que te guardaba.

Juan Mª dijo...

gracias Clara, aun estoy mosqueado, y envidiosillo, por no haber podido veros y dibujar con vosotros.

Patrizia Torres dijo...

Otro dibujo maestro de semáforo, qué grande...