miércoles, 9 de enero de 2013

El ombligo del mundo...

Madrid. Mañana de Nochebuena. Callao. Algunos de vosotros ya habíais pasado por aquí. Tenía ganas de dibujar en este sitio.

Subo alto y miro todo desde arriba. No me da vértigo. Me encanta. Pasé mi infancia viviendo en un duodécimo piso.  Ya no recordaba estar un rato largo mirando desde tan arriba y poniendo atención en todo.

La Gran Via

Cambio el punto de vista y de repente las cosas aparecen distintas: Las personas son mosquitos y hormiguillas, los coches son cucarachas.

La vida se transforma de repente y Madrid es una ciudad de juguete manejada al antojo de algo más grande y más poderoso.

Las preocupaciones del día a día parecen tontunas pensando en todo lo que nos rodea a diario, y en la pinta de insectos que tenemos desde arriba...

... Y que a veces pensemos que somos el ombligo del mundo ...

4 comentarios:

alicia solinis dijo...

No se si me gusta mas el dibujo o el relato...

Fernando Antonio Benito Diaz-Guerra dijo...

Seguramente Madrid estaba más gris y frío. Pero tu eres capaz de sacarle los colores a cualquier sitio, ya sea La Gran vía o un pequeño bar. Además el relato no deja lugar a dudas también le sacas el alma.

Joaquín Aragón Vega dijo...

Fantásticos el dibujo y el relato y encima nos descubres una nueva atalaya.

Miguel Herranz dijo...

Tontunas... Atún en francés se dice "thon" y en inglés se dice "tuna". Thon-tuna: atún atún. Esto más que una tontuna es una solemne soplapollez pero qué ibas a esperar...

Tu blog me borra los comentarios sin ningún tipo de consideración y eso me indigna sobremanera.