sábado, 6 de abril de 2013

Atocha y la luz

El otro día andaba yo por Atocha haciendo unas gestiones a última hora de la tarde y al pasar por la plaza, con la estación al fondo, no me pude resistir. Me coloqué en el parterre central, donde empieza el Paseo del Prado, y desde ahí empecé a dibujar. Me fascinó la luz, de atardecer después de la tormenta, tan intensa, tan dramática. Pero por mucha prisa que me di con el dibujo, ya a la hora de dar el color esa luz se había ido. He intentado reflejarla por las sombras que recordé, pero ni punto de comparación con el original. Igual la próxima vez tengo que empezar por el color y luego dibujar encima las formas...


2 comentarios:

inmaculada dijo...

Joaquin, casualmente creo que estaba yo, a esa hora, podia ser el Jueves sobre las 8 de la tarde, que me volvia a Zaragoza, y vi unos colores morados en el cielo a un lado y anaranjados y amarillos al otro. Daba la impresión que iba a caer una tormenta. Me encanto !que bonito es el cielo de Madrid!. De todos modos tu dibujo esta muy bien.

Rincón dijo...

Con luz de Madrid, o sin ella, tu dibujo, magistral