domingo, 14 de abril de 2013

Casa de la guardesa

Casa de la Guardesa

Sigo con Piedrahita, esta vez la casa de la antigua guardesa de la Ermita de la Vega.

Parte de la edificación era vaquería para el ganado y dependencias propias de una casa de labor. Hace muchos años que está deshabitada y ahora, con fondos de la Comunidad Económica Europea, parece ser que la van a rehabilitar.
La casa está sobre los cimientos de una antigua villa romana y las labores arqueológicas son las que están retrasando su restauración. Es una típica casona de la Sierra de Gredos en piedra labrada y mampostería en seco a la que posteriormente se ha recercado con mortero de cal; techos bajos y cubierta de madera con teja árabe. Pocos huecos en fachada principal y alguno mas en la zona de cuadras del porche trasero. Ya lo pintaré otro día.
El lugar me trae muchos recuerdos de mi adolescencia, cuando todavía había guardesa que abriera la puerta de la Ermita. Aquí veníamos de tortillada, que era lo mismo que el botellón pero por la tarde y con tortilla de patatas y vino. Los patosos acababan igual de borrachos que los de ahora y decían las mismas tonterías que las actuales, en eso no se ha cambiado nada.

4 comentarios:

Juan Mª dijo...

O tempora, o mores!

muy evocador!

Pedro Barahona Rodriguez dijo...

Muy padre traducía esa frase por ¡Oh tiempo de los moros!. Siempre me hizo gracia. Un saludo.

Chagua dijo...

Bello apunte, Pedro. Interesantes reflexiones. Me quedo con la tortilla...de aquellos huevos.
Saludos

Santiago Ríos dijo...

Se le nota el cariño que le tienes al lugar