martes, 1 de octubre de 2013

Un buen día de campo en el cortijo de un amigo


 Un buen día de campo se merece un buen dibujo.
No me había atrevido antes a plasmar un interior con las acuarelas y este resultó un buen momento, mientras se hacían unas exquisitas patatas con pimientos y cebolla en la sartén, dentro de la chimenea mientras fuera la llovizna sacudía los árboles. Ahí queda esto, que de las patatas queda poco...