domingo, 8 de diciembre de 2013

La ruta de las viviendas sin vida

Málaga, viviendas sin vida

Todas las ciudades tienen una "cara bonita" que las autoridades locales exhiben con complacencia como muestra de su buena gestión. Pero siempre hay otra cara oculta que no sale en la prensa, ni siquiera en las páginas de sucesos, pues ya casi no hay nada que contar sobre ella. Es esa otra ciudad que muere con lentitud ante la indiferencia de quienes deberían protegerla y el jolgorio de quienes la consideran un estorbo. Ni siquiera alberga ya dramas humanos entre sus maltrechos muros, pues hace tiempo que sus últimos habitantes se fueron. Sin embargo aún ofrece imágenes de una rara e inquietante belleza...

Este sábado nos propusimos desde Urban Sketchers Málaga realizar un recorrido por las entrañas de esa ciudad olvidada, siguiendo una iniciativa de Hospital Cromático. Lo hicimos con la urgencia que da el saber que muchas de las escenas retratadas ya no existirán en un futuro cercano y el anhelo de retener algo de la memoria de esos lugares en nuestros cuadernos. 

El día 21 de diciembre se inaugurará una exposición en La Invisible sobre este asunto, y en la cual expondremos nuestros resultados junto con los de creadores de diversas disciplinas. Yo contribuiré con los dibujos que encabezan estas líneas. Os esperamos.


4 comentarios:

josu maroto dijo...

Bonita iniciativa, y me encanta, además ahí está el arte, en mostrar esas cosas que pasan inadvertidas, y hacerlo bello!!!

eiriarte dijo...

Me gustan estas iniciativas que enseñan cosas que a
veces ni se ven, aunque estén bien a la vista.
La verdad es que las ciudades españolas dan mucha pena. Nos hemos cargado todo lo que hemos podido....y encima,ahora, para dejar un montón de solares para muchos años.

De todas formas, tus dibujos dan ganas de ir a Malaga y ver las viviendas sin vida y las que viven.

Félix Tamayo dijo...

Interesantísimo este proyecto. Me encanta igualmente cómo lo has expuesto. Tomo la idea para recoger en Valladolid esos retazos arquitectónicos antes de que se reanude el expolio inmobiliario.

Patrizia Torres dijo...

Una iniciativa interesante y necesaria que testimonia lo que hubo y se dejó caer en el olvido y en el paso del tiempo.
Me gusta mucho cómo te ha quedado la composición final del cuaderno, Luis, magnífica.