domingo, 8 de diciembre de 2013

Una tarde de cosméticos.

Ayer estuve en una demostración de productos de cosmética para hombre y mujer. Yo entré de la mano de una amiga de mi mujer completamente engañado, pensando que sería una especie de conferencia para ambos sexos. Cuando llegué me encontré con que solo había mujeres con un cacillo de agua caliente, una esponjita y un espejo.



Ante tal panorama me quedé observando en un rincón sin saber muy bien que hacer. No pasó mucho tiempo sin que decidiera pasar a la acción y, mientras ellas se limpiaban y pintaban con toda una serie de productos que por lo visto hacían milagros (a juzgar por sus comentarios), me puse a dibujar en mi cuaderno de apuntes.


Al comenzar todas se colocaron una especie de cinta en el pelo con gomas, como un gorro de baño, para no mancharse mientras se aplicaban los diferentes productos. Fue una tarde femenina muy agradable donde me quedé con ganas de pintar algún detalle mas de aplicación de cosas en la cara.

Demostración cosmeticos3

2 comentarios:

Juan María Josa dijo...

a veces uno se mete en unos "fregaos"...pero el dibujo te ayudo a salir airoso

Rincón dijo...

El dibujo te dió alas (para escapar)