martes, 21 de enero de 2014

Desde la Hoz del Huécar



Las rocas siempre presentes en el paisaje conquense, probablemente sean uno de los elementos que caracterizan los paisajes de la propia ciudad, porque no tienes más que pasear diez minutos desde el centro para encontrarte justo debajo de las conocidas Casas Colgadas.
Pues justo ahí, en plena Hoz del Huécar, justo debajo de su original estructura y del puente de San Pablo, fiel compañero de estaciones pasadas y por venir, hay algunos bancos donde el viandante puede pararse a disfrutar del paisaje original de las majestuosas piedras que lo vigilan.
Allí me puse yo con mi música, mi perra Lusy a mi lado, y cuaderno en mano, y nunca olvidaré que fue uno de los ratos que más he disfrutado dibujando...
Instante guardado.

3 comentarios:

clara dijo...

Este dibujo al estilo "Leonardo", me encanta

Félix Tamayo dijo...

Es precioso!!. A mí me recuerda a los paisajes chinos.

AnAis García Burgos dijo...

Gracias Clara, Felix :)