jueves, 20 de marzo de 2014

Ata, ata, Ataulfo

El dibujo es de la ampliación del Museo Reina Sofia, del arquitecto Jean Nouvel. 

La parte mas llamativa del nuevo edificio es la cubierta roja de alucore y cinc, que no toca al anterior edificio, si no que se detiene a un metro del mismo y en cuya parte inferior se reflejan invertidos los edificios y calles de Madrid. 


También son interesantes el auditorio de composite (fibra de vidrio y poliester) de color rojo y la inmensa lampara de la biblioteca formada por dados de vidrio moldeados en la Real Fabrica de la Granja. 

Ahora lo de Ata, Ata, Ataulfo:

El antiguo hospital se dedica en 1982 a Museo y en las obras de remodelacion encuentran restos de esqueletos, cadenas, grilletes... y las momias de tres monjas enterradas en la antigua capilla, estas religiosas siguen enterradas debajo de las puerta principal del museo.
Tras la inauguración en 1986 los empleados de seguridad, limpieza y personal administrativo comienzan a ser testigos de diferentes sucesos de difícil explicación: figuras errantes que pasean por las estancias o aparecen por el patio interior, procesiones de 3 monjas vestidas con el habito de las hermanas de la Caridad que deambulan por los pasillos seguidas del tintineo de sus gruesos rosarios atados a la cintura y entonando cánticos...

Interviene la Comisión de investigación del Grupo Hepta :) :) ??????? después de que una noche de 1992 a unos vigilantes se les ocurre la brillante idea de hacer una Ouija (¿pero para que hacia falta una ouija si ya estaban allí todos los fantasmas??). En esta ouija, aparecieron tres letras: 
A T A, y pudieron leer la frase “mi nombre es ATA y soy un paciente del hospital, soy un loco peligroso y un asesino”. 

Uno de los vigilantes dijo: “manifiestate

Y entonces sonaron dos golpes secos. 

Rápidamente los vigilantes se levantaron y abandonaron la sala preguntándose que pasaba allí, como eran gente armada volvieron y el jefe del grupo (que normalmente suele ser el mas inteligente) dijo: “Ata, Ata, Ataulfo” :) :) :) y de ahí salio el nombre del famoso fantasma del Museo. 

Surge así el informe ATA de nueve paginas, un clásico de los fenómenos paranormales en nuestro país. ;)

1 comentario:

Chagua dijo...

¡Vaya historia!
ATA otro día.