martes, 18 de marzo de 2014

Edificios de Zaragoza

Con el número de enero de la revista Yorokobu, se entregaba un libreto a modo de cuaderno personal en el que cada mes, se le solicita al lector una serie de actividades. En marzo las instrucciones que indican son las siguientes:
-
Miramos demasiado al suelo y olvidamos que allá arriba hay escenas fascinantes. El cielo no está tan lejos. Mira más allá de tus límites y escribe cada día algo nuevo que hayas encontrado al dirigir tus ojos hacia donde ya no hay horizonte.
-
En el siguiente link, se muestra el reportaje que sobre el "Urban Sktecher", se hizo en el programa -La aventura del saber, minuto 10:32-. Frases como: "Apoderarte de la calle", "Crearte un museo en la cabeza de como lo están haciendo los demás", "Conocer la ciudad de otra manera", "Cuando uno se para a dibujar, es cuando realmente descubre otra parte distinta de la ciudad, descubre la luz, el espacio o "joyitas escondidas...", son algunas de las frases que podréis escuchar.
-
Quizás, sea gracias al dibujo lo que hace que no mire al suelo, sino a las alturas y que me encuentre escenas fascinantes. Situándome en el comienzo de la C/Alfonso y de espaldas al Pilar, si miro a mi derecha me tele-transporto al Chicago de los años 40. Si lo hago a mi izquierda, me siento pasear por los bulevares parisinos de principios del siglo XX.
-
¿Les presento?. A mi derecha: el edificio Adriática. A mi izquierda: el antiguo Banco de Aragón. Escondidos en uno de ellos.... los Atlantes.
-
Por favor, miren de vez en cuando arriba. Para servirles..... Fernando Abadía
Buena Cortesía