martes, 9 de septiembre de 2014

Modernismo en Montjuïc

A los que nos gusta el modernismo y tenemos la posibilidad de disfrutarlo y dibujarlo en la ciudad de Barcelona, sabemos que la mayor concentración se da en tres lugares, el Eixample, la parte alta de la ciudad y el cementerio de Montjuïc, la necrópolis más grande de la ciudad.
Cuando la poderosa y emergente sociedad catalana del siglo XIX empezó a aflorar con motivo de la explosión industrial, demográfica y el rápido crecimiento urbanístico, se agotaron las posibilidades de enterramientos en los cementerios de los barrios barceloneses, y fue entonces cuando se creó el Cementerio de Montjuïc, en el cual tendrían cabida distintas creencias religiosas, ya que en aquel momento la montaña ya albergaba una antigua necrópolis judía desde la Edad Media. 
Los mejores arquitectos, escultores y forjadores de la época se pusieron manos a la obra para dejar constancia del poder económico que los allí enterrados dejaban como antesala de la muerte, con panteones faraónicos y esculturas realizadas por los mejores artesanos modernistas del momento.




1 comentario:

Angels Prat dijo...

Preciosos Antonio, y una vez vistos los originales, la fotografía los desmerece. Una abraçada!