domingo, 29 de enero de 2017

AL SOLECITO DE ANDALUCÍA, QUÉ BUENO ES VOLVER A CASA, aunque sea por poco tiempo

Cuando uno vuelve a Cádiz por Navidad y se encuentra 20 grados, playita, sol...empieza a desentumecerse. Yo salí de mi letargo y por unos días me permití volver a ser yo mismo; entre los pocos minutos que me di para coger el lápiz pude permitirme hacer algunas cosillas. Os dejo algunas, que no todas, que hay tiempo para subirlo todo hombre.

Victor García Aguilar y Jose María Lerdo de Tejada tuvieron a bien hacerme una recepción propia de un embajador y tras recogerme en el Aeropuerto de Sevilla nos fuimos directos a gastar tinta en Carmona; lucero de Andalucía.

cuaderno Laloran, tinta y acuarela
Una vez en Cádiz apenas pude desenfundar el lápiz porque quería atesorar el olor a pescaito frito y a langostino cocido...no obstante, aquí os dejo algo. El día 4 de enero, durante la quedada de los Sketchers Bahía de Cádiz y sentado en uno de los bancos blancos que convierten los viejos baluartes en deliciosos solariums, vista a la izquierda y vista a la derecha: eso es lo que ví. El segundo dibujo era obligado, al solecito en los bloques, rompiendo el mar, casi me quedo sin cuaderno.


cuaderno Fabriano, tinta y acuarela