jueves, 15 de mayo de 2014

SORPRESA EN LA JANDA



Hoy debo decir que no sabemos lo que tenemos. Benalup- Casas viejas, un territorio aún por explotar por mí en el interior de la provincia de Cádiz. Hacía tiempo que no sentía la sensación de llegar a un sitio por el que hace mucho que no pasaba nadie, totalmente abandonado y salvaje se encuentra su castillo.
Es cierto que preguntando se llega a Roma y es que tuve que preguntar bastante, pero llegué. Benalup es uno de esos lugares de mi provincia que aún estando cerca no había tenido el gusto de visitar; es pequeño, típico, lleno de fuentes, blanco y tiene un castillo que sin ser impresionante es sorprendente.
El otro día aún siendo día 13 me decidí a probar suerte y encontrar toda una joya arquitectónica como es el castillo de Benalup, o "Torre de la Morita".



No me costó llegar pues las 2 personas que me indicaron en distintos puntos del camino confirmaron que iba hacia el sitio, pero a pesar de ello cuando lo ves desde la vetanilla derecha del coche piensas uff, lo he encontrado, soy como Indiana Jones. Cuando más te aproximas te conviertes en carne de insectos de todo tipo, tanto de los que pican como de los que solo vuelan, todos se suben a tu cuerpo, me sacudí alguna que otra garrapata, cosa que me impresionó.
Aunque ahora mismo aún me pica un poco todo creo que no me lo pensaría dos veces si tuviera que volver, pensar que cosas pueden haber pasado en un lugar como aquél que aún sigue en pie vigilando los terrenos de la Janda como un centinela te hace poner los pelos de punta. Creo que esas sensaciones se están perdiendo, todo está explorado o urbanizado, pero si se coge el coche y se acerca uno a Benalup tiene, entre otros, este poderoso reclamo.